Blog de limpieza de oficinas

Limpieza profesional de oficinas

Cómo conseguir una limpieza profesional óptima de tu oficina

La oficina es lugar de tránsito durante todo el día y en el que conviven no solo trabajadores, sino también multitud de gérmenes, ácaros y bacterias. Para la limpieza de despachos y zonas de negocios conviene tener en cuenta la fragilidad y variedad de los materiales así como la importancia del tiempo empleado.

La limpieza en oficinas deber realizarse regularmente, pero requiere de una limpieza y desinfección profunda también de forma periódica. Solo profesionales del sector saben cómo tratar cada espacio y qué productos emplear. Es habitual que en el mismo área de trabajo se concentren varios elementos, por ello, en la oficina debemos limpiar desde el mobiliario hasta los suelos.

limpieza de oficinas

Dependiendo de la superficie tratada podremos aplicar unas técnicas y productos de limpieza u otros. Podemos comenzar por el mobiliario de oficina donde es habitual que el polvo  y la suciedad se deposite. Pueden limpiarse con plumeros, bayetas antibacterianas y gamuzas que evitan la trasmisión de enfermedades y la propagación de alergias.

En las oficinas se encuentran muebles tapizados, mesas, estanterías de madera, armarios de metal, ordenadores, entre otros. Los muebles tapizados están recubiertos por material sintético o textil. Para limpiarlos es importante no mojar e intentar extraer la suciedad sin dejarlos húmedos. Para ello podemos encontrar distintos productos y espráis o cremas para piel natural que limpian, eliminan el polvo y además hidratan este tipo de materiales.

Las mesas y el mobiliario de oficina suelen estar compuestos por melanina. Basta con utilizar una bayeta, agua y jabón para que resulte impecable. De tal manera habría que tratar las superficies de madera natural, con una solución neutra y un trapo. Aunque parezca una tarea fácil, solo profesionales de la limpieza pueden ofrecer resultados óptimos y el tratamiento adecuado de cada superficie.

La parte más delicada de la oficina son los ordenadores, impresoras, teléfonos y demás aparatos electrónicos. Conviene recordar que este tipo de productos no se deben pulverizar con fluidos líquidos directamente. La mejor opción es aplicar con un trapo húmedo y siempre con una solución neutra que no pueda dañar las pantallas. Una excepción serían los monitores LCD, porque es imprescindible eliminar el polvo y la grasa con un trapo seco.

El teclado es otro elemento delicado. En ocasiones pensamos que la suciedad puede eliminarse sacudiéndolo o colocando al revés. Si embargo, se trata  de una solución poco eficaz para un problema común. Nuestros especialistas emplean otro tipo de productos mucho más profesionales y efectivos.

Cuando el mobiliario y aparatos electrónicos están limpios, hay otra serie de aspectos que hay que cubrir como las papeleras u objetos específicos de cada zona. Si además la oficina tiene zonas comunes como puede ser el baño o una zona de recreo donde poder tomar un café o comer, hay que hacer especial hincapié en su limpieza.

Los baños compartidos son un foco de infección importante que hay que tratar de forma adecuada, usando desinfectantes y productos inocuos para la salud. Lo mismo ocurre en la zona de comida o descanso, especialmente si hay cafeteras, microondas u otros elementos. También es necesaria una limpieza profunda.


Vídeo sobre limpieza de oficinas:

Más información sobre limpieza profesional de elementos de oficina :