Blog de limpieza de oficinas

Consejos para limpiar suelos vinílicos

Cómo limpiar suelos de vinilo

Los suelos de vinilo empiezan a ganar popularidad en el sector de la construcción e interiorismo ya que es un material muy versátil y de fácil instalación, además de ofrecer una bonita estética a cualquier espacio.

Los suelos de vinilos son muy utilizados en espacios como oficinas donde se puede jugar con la instalación de losetas vinílicas auto-adhesivas con distintos tipos de acabados: piedra, madera o distintos colores.

limpieza de suelos de vinilo

Los suelos de vinilo destacan por ser duraderos y sobre todo, resistentes al tráfico constante de personas. Además de esto, ofrecen una superficie confortable y silenciosa en comparación con otro tipo de revestimientos de suelos como la madera.

¿Cómo se limpian los suelos de vinilo?

Lo que debemos tener en cuenta a la hora de llevar a cabo la limpieza de suelos vinílicos es el tipo de producto que vamos a utilizar. Este no puede ser abrasivo o agresivo con las losetas de vinilo, es decir que puedes descartar el uso de lejía y del amoniaco, ya que de lo contrario terminaras por dañar la superficie.

Nuestra recomendación es utilizar productos especiales para este tipo de revestimiento. Si vas a fregar el suelo, deberás hacerlo con una mezcla de agua tibia y jabón o detergente de pH neutro. No es recomendable que la superficie se encharque para evitar posibles daños en el material.

Para realizar la correcta limpieza de suelos de vinilo, te recomendamos que sigas los siguientes pasos:

  • Lo primero que debes hacer es aspirar la superficie, utilizando un cabezal especial para suelos de vinilo. Por lo general esta pieza está fabricada con goma dura y por lo tanto evita rayar la superficie o dejar marcas.
  • Una vez que hayas terminado de aspirar el suelo, debes fregar la superficie con una mezcla de agua y jabón neutro. Utiliza una fregona ligeramente humedecida y asegúrate de eliminar cualquier mancha presente.

¿Cómo realizar el mantenimiento de suelos de vinilo?

Cuando se trata del mantenimiento de los suelos de vinilo, es importante tener en cuenta ciertos factores. Tal como ya habíamos comentado, este tipo de material es fácil de mantener y requiere de pocos trabajos, pero para mantenerlos en buen estado es importante tomar ciertas precauciones:

Cuidado con el polvo

Cuando se trata de suelos lisos o sin textura, hay que tener mucho cuidado con la presencia de arena o polvo ya que con el transito diario se pueden producir rayones o marcas sobre la superficie. Para evitarlo, te recomendamos colocar un felpudo en la entrada de la oficina para evitar la entrada de arena y polvo.

Utiliza tu aspirador de forma regular para evitar la presencia de polvo y mantener la suciedad alejada de tus suelos vinílicos.

Cuidado con los líquidos

Si se produce un derramamiento de líquido sobre la superficie de vinilo, debes actuar con rapidez y retirarlo, o de lo contrario podrías dañar el suelo. Cuando se trata de un producto ácido, es muy fácil que el material sufra algún daño como la perdida de color o una mancha o marca sobre el suelo.

Si tu oficina cuenta con suelos de vinilo, también puedes optar por la opción de contratar una empresa de limpieza especializada, que con su equipo de profesionales y herramientas podrás realizar la limpieza y mantenimiento de tus suelos de forma garantizada.

Más información