Blog de limpieza de oficinas

La mejor climatización para tu oficina

⌚ Tiempo de lectura 2 Minutos

El objetivo de la climatización es dotar a un espacio cerrado de ciertas condiciones temperatura, humedad relativa, calidad del aire e, incluso, presión que se requieren  para el bienestar de las personas y la conservación de los objetos.

Se suele confundir la climatización con el aire acondicionado usado en verano. Sin embargo, la climatización se refiere a cualquier temperatura y hora del año, pudiendo ser de calefacción en invierno y aire acondicionado en verano.

En el caso de las oficinas, también se deben plantear tres condiciones básicas a cumplir por cualquier tipo de sistema de climatización:

  • La comodidad de los trabajadores que ocupan las oficinas, en relación a temperatura, humedad y nivel sonoro de los aparatos, entre otros aspectos.
  • La estética del edificio en general y de la oficina en particular.
  • La eficiencia energética para conseguir ahorrar energía y reducir la contaminación.

Los tipos de climatización para oficinas

Generalmente, los tipos de climatización más usados en las oficinas son los siguientes:

  • Fan-coils a dos tubos. En este sistema circula un fluido mediante una bobina y enfría o calienta el aire en función de la necesidad. Con un ventilador se expulsa el aire al interior de la oficina. El que sea a dos tubos significa que tiene un tubo de alimentación y otro de retorno.
  • Fan-coils a cuatro tubos. En este sistema, al igual que el anterior, hay diferentes tubos de alimentación y retorno pero, en este caso, son dos y dos. Esto supone que una unidad puede estar enfriando y otra calentando, por lo que da mayor flexibilidad.
  • Sistema VRV. Es el llamado volumen de refrigeración variable o VRF flujo de refrigeración variable. Se destaca porque se puede seleccionar la temperatura en diferentes espacios, optimizando su uso y el ahorro de energía. De esta manera se adapta mejor a las necesidades de cada persona y de cada espacio de la oficina.
  • Aerotermia: Es un sistema de energía renovable que permite climatizar una superficie aprovechando la temperatura del aire.

¿Qué se debe tener en cuenta a la hora de elegir un tipo de climatización para su oficina?

Lo más recomendable, antes de alquilar una oficina, es tener en cuenta las siguientes circunstancias:

  • Superficie y distribución del edificio. Las necesidades de climatización no son iguales para espacios amplios muy compartimentados que para espacios diáfanos. Por otro lado, no todas las zonas se usan durante el mismo tiempo, como puede ser una sala de reuniones o un despacho.
  • Gastos de mantenimiento. Un mantenimiento fácil y económico puede ser una ventaja en la elección de un sistema de climatización.
  • Necesidades de ventilación. Existen oficinas con grandes ventanas que permiten ventilar y otras que no, por lo que se requerirán de sistemas de climatización y ventilación.
  • Nivel de ruido de la instalación. Es importante que no haga mucho ruido para que los trabajadores no sufran molestias.
  • Espacios para las instalaciones. Dependiendo del sistema que se elija se necesita más o menos espacio, por lo que es importante asesorarse sobre ello.
  • Normativa aplicable. Es posible que, dependiendo de cada caso, sean necesarias autorizaciones de organismos públicos o de comunidades de propietarios para que se pueda instalar un aire acondicionado, sobre todo si se va a colocar en el exterior del edificio, por temas estéticos.